Los abogados de las víctimas habían solicitado penas de 32 años como mínimo, pero los jueces no se pusieron de acuerdo en ese punto

A 22 años de prisión fue condenado un ex convicto que estaba acusado de abusar sexualmente de cuatro mujeres en Quilmes, entre 2009 y 2010. Sin embargo la sentencia no dejó conforme a los abogados de las víctimas que habían pedido un mínimo de 32 años.

El fallo se conoció hoy en el Tribunal Oral en lo Criminal 5 de Quilmes, cuyos miembros le comunicaron la decisión por mayoría al representante del acusado, quien había solicitado no asistir a las audiencias.

"Discrepo rotundamente con el cálculo que se hace para la cuantificación de la pena", sostuvo Sergio Doutres, el representante legal de dos de las mujeres abusadas, en referencia a la diferencia con lo solicitado en sus alegatos tanto por él como por la la fiscal Roxana Valeria Meyer.

Doutres había pedido 32 años de prisión por los hechos correspondientes a sus dos clientas. Mientras que la representante del Ministerio Público Fiscal había solicitado que el acusado, Javier Leiva, de 32 años, fuera condenado a 42 años de cárcel.

Según dijeron los voceros consultados, si bien los tres jueces coincidieron en la culpabilidad del imputado en todos casos de abuso, la jueza Mónica Rodríguez discrepó con sus colegas, Gustavo Farina y Juan Martín Mata, sobre los años de la pena, ya que votó porque la condena fuera de 38 años de prisión.

"Sí, estoy conforme con el fallo, en el sentido en que los jueces no lo absolvieron por ninguno de los hechos, desde un punto material se hizo lugar a la acusación", consideró Doutres. El abogado adelantó que apelará a la Cámara de Casación Penal en busca de obtener más años de prisión.

Rapto con abuso sexual

Leiva fue juzgado por rapto con abuso sexual gravemente ultrajante con robo; abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma en concurso real con robo agravado por el uso de arma; rapto con abuso sexual agravado por acceso carnal y por el uso de arma; y abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma.

Las víctimas son cuatro mujeres que fueron atacadas entre mayo de 2009 y marzo 2010, en un radio de unas 25 cuadras a la redonda del domicilio del acusado en Quilmes.

El abusador actuaba en la vía pública, de noche y armado. Les decía a sus víctimas que si pasaba la Policía tenían que simular ser novios y luego las llevaba hasta lugares apartados donde las sometía sexualmente.

Además, en dos de estos casos, el violador también se apoderó de las pertenencias de las víctimas, como la cartera y el teléfono celular.

Según Doutres el abusador tenía un patrón para atacar no lo hacía eligiendo el perfil de sus víctimas ya que éstas diferían en edad y aspecto físico.

Medio:

http://www.lanacion.com.ar/1578253-condenan-a-22-anos-de-prision-a-un-hombre-que-abuso-de-cuatro-mujeres